miércoles, 15 de diciembre de 2010

Sobre "La metamúsica" de Leopoldo Lugones

He aquí uno de los relatos a los que recientemente he llegado, gracias de nuevo a El Espejo Gótico y su inestimable trabajo, actualizando varias veces diarias con material literario de calidad. Es sorprendente la cantidad de autores, relatos y poemas que se pueden encontrar. Me avergüenza decir que conoceré a lo sumo una décima parte de ellos, si llega. Gracias también a su interés sacando adelante exitosamente espacios web como éste, que he podido leer este curioso relato, el cual he encontrado por internet y subido a Scribd para los ojos y mentes de los más curiosos o interesados:


Prosigamos, pues.

El argumento del relato, es harto ingenioso. Yo lo clasificaría dentro del género de la ciencia ficción... o ficción directamente, pero como está escrito hace un centenar de años, lo dejo pasar. Además, la explicación científica que el mismo relato en sí hace del fenómeno que explica, es de dudosa veracidad científica, como todo en la ciencia ficción. Aún así debo decir que más o menos se asienta bastante bien en las bases físicas de los elementos explicados, a pesar de haber creído encontrar algún que otro razonamiento sin sentido que me ha dejado algo perpleja, cito algunos ejemplos:

Hacer el vacío a una presión de la millonésima parte de la atmósfera (¡millonésima!) en un recipiente de vidrio... La verdad, creo que aquello explotaría. Igual sí que es posible, pero una millonésima parte de la presión atmosférica normal me parece una salvajada. Ya tendría que ser muy potente el aparato que lo produjera, y muy grueso el vidrio que tuviera que soportal tal diferencia de presiones interna versus externamente.

Otro ejemplo, cuando explica que hay un doble revestimiento de vidrio y en el espacio entre ambos recipientes o revestimientos hay agua supuestamente para frenar las ondas sonoras (o como dice en el relato, donde "muere" el sonido), cuando bien es sabido por aquellos que entiendan algo de física, que las ondas se propagan e incluso amplifican mejor por los sólidos y líquidos que por el aire o los gases en general... No hay que ser un intelectual para saber esto. Con que te quedes durmiendo en clase (o te apoyes en la mesa, también sirve), habrás notado alguna vez que los golpes en tu mesa se oyen mil veces mayores, con su consecuente sobresalto xD Los indios pegaban la oreja al suelo para escuchar pasos en la distancia, y si chillas a alguien en una piscina desde lo lejos, te escuchará bastante bien a pesar de tener la boca llena de agua. Puedo asegurarlo, mi hermana se encarga de demostrármelo cada verano...

Bueno, que me desvío. Otro ejemplo que también me ha desconcertado es que un vidrio de color negro restringe o refleja la luz. Cito: "Porque la luz negra tiene una vibración superior a la de todas las otras; y como por consiguiente el espacio entre movimiento y movimiento se restringe, las demás no pueden pasar por los in­tersticios y se reflejan". Primero, es erróneo hablar de luz negra si estamos tratando un objeto, puesto que los colores son un EFECTO de la luz en su superficie. Los objetos no poseen luz propia de uno u otro color y por eso los vemos tal, no. Eso no funciona así. O como dirían las imágenes frikis esas: lo estás haciendo mal xD A ver, los objetos, por sus características de forma y sobretodo material, absorben o reflejan la luz. El color negro se observa porque el objeto absorbe la luz en su totalidad, no reflejando ninguna (nosotros observamos la que refleja). Luego si no vemos nada, vemos negro. El caso contrario ocurre con el color blanco. El resto de los colores del espectro visible son también aquellos que se reflejan. Si apreciamos que un objeto es rojo, es que absorbe el resto de longitudes de onda excepto el rojo.
Aprovechando el tirón de esto de los colores, y hablando de lo del blanco y el negro y la absorción de luz, recuerdo a los lectores a modo de anécdota el por qué en verano da tanto calor la ropa de color negro. Un fenómeno que conozco bastante bien de primera mano, y he podido corroborar xD

No obstante, debo decir que el autor se curró la idea, supongo que se informaría y a pesar de no parecer tener mucha idea de física, lleva a cabo el relato con gran habilidad. Quizás el secreto por el que camufla sus errores científicos cometidos es que lo intrinca tanto en la explicación, que tu mente prefiere creerse lo que lee antes que exprimirse intentando averiguar qué es lo que quiere decir, para ver si lo dice bien o no. En mi caso no lo he podido evitar. Me encanta la literatura, pero soy una chica de ciencias, lo siento xD

En cuanto a la idea principal del autor (descabellada por cierto, pero hermosa) de transformar la música en colores para enseñar, para transmitir a su querido amigo lo que se siente cuando uno escucha o crea música... es una ingeniosidad absoluta, puesto que parece ser que hay quienes no lo entienden. Y eso pasaba antes como también pasa ahora, y seguirá pasando en un futuro... También depende de la persona y sus gustos, pero, al menos yo, soy capaz de interiorizar, apreciar y sentir una buena melodía, depende del género en el que se encuentre. No me refiero a ritmos vacíos, sino a sencillas melodías, de las que quedan pocas. Esas que resuenan solemnes en tu interior como si de un himno se tratase, esas que sientes a tu alma gritar a los cuatro vientos. Las que no poseen letra, pero conoces el sentimiento que intenta transmitir. Esas que te duelen y se te clavan en el alma al igual que aquellas otras que te hacen sentir eufórico, en la cima del mundo. Las que te oprimen hasta hacerte llorar, de tristeza, de alegría (¡qué más da!), sin razón aparente. Esas que te hacen SENTIR, y recuerdas que estás vivo. Esas, amigo mío.

Un fenómeno increíble, cierto, pero menos aún que el de transformar el sonido en color. Nada más que decir, sobran las palabras... ¡Que suene la música!

2 comentarios:

  1. Es una idea sumamente interesante.

    De todas formas, la visión cientifica de la musica deja mucho que desear a mi parecer. Es el caracter de arte lo que hace a la musica lo que es.

    De todas formas, la visión matematica de la musica es algo realmente precioso, incluso, artistico. Cierto es, que las normas de la armonia, desde la primera hasta la ultima, son pura fisica, puros numeros, que existirian de igual modo si los humanos no estuvieramos aqui. He aqui la razón por la que la música no se puede catalogar, al contrario que su compañeros en la rama de las artes, en el apartado de las humanidades.

    En cuanto a la información de texto a modo de critica, no soy fisico, pero si soy musico. Y precisamente, la armonia y el analisis de la forma musical asi como toda la teoria musical se me da bastante bien. Lo que mas me a trastocado del texto, es lo de los grados importantes de la escala. Esta claro que el acorde de tonica o de primer grado es el mas importante, y su hermano y segundo en discordia, el quinto

    Pero lo que afirma que el tercer grado es el siguiente en la lista de importancia es totalmente falso. De hecho los grados mas importantes en la harmonia son el I, V y luego el cuarto o el sexto. El septimo se puede sustituir por el quinto, pero sin el, no hay cadencias, y las formas musicales dejarian de tener sentido.

    De hecho el tercer grado es el grado que menos se utiliza ya que su sonoridad da a pensar que estamos en otros modos relativos a la modalidad que la pieza lleva.

    En cuanto a las terceras proclasicas... realmente no fue Mozart quien rechazaba ese tipo de acordes si no la epoca en si. Es solo un dato, pero tenemos la tendencia a poner a Mozart como el señor del clasicismo, el inovador, el genio.

    De genio tenia bastante, de acuerdo, pero respecto a las innovaciones deja mucho que desear. Y tambien he de decir que no son solo las terceras las que rechaza el clasicismo dominante, si no decenas de acordas mas...

    Un caso concreto y curioso es el del acorde de cuarta disminuida o Diabulus In Musica cuya extraña sonoridad recordaba a las pasiones humanas y se relacionaba con la lujuria y el demonio. Por esta razón estaba prohivido usar en la musica sacra este tipo de acordes de cuarta disminuida en todas las tonalidades que formasen tritonos.

    De todas formas, la idea principal de texto de que todo el mundo de algun modo, seria capaz de sentir la musica, es realmente curiosa.

    Una buena aportación y tu critica tampcoo tiene desperdicio.

    Un saludo Morgane

    A.D

    ResponderEliminar
  2. Siento las faltas de ortografia Sarai, nunca se me ha dado bien.

    ResponderEliminar